Marzo, más que un mes, el momento de la mujer 742

Marzo, más que un mes, el momento de la mujer

Me fascina cuando llega marzo porque cada año que pasa las mujeres nos celebramos mucho más. En 1977 la ONU oficializó el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer en conmemoración a la lucha por nuestra participación en la sociedad y nuestro desarrollo íntegro en igualdad con los hombres. Por supuesto, un día se nos quedó cortico, así que nos tomamos todo el mes para unirnos y expresarnos, para actualizarnos, fortalecernos y seguir trabajando en nuestro reconocimiento y empoderamiento como mujeres. 

La historia nos ha demostrado que para llegar al verdadero empoderamiento es necesario pasar por la sexualidad. Desde la llegada del monoteísmo, a las mujeres se nos endilgó la representación del pecado y la tentación, representábamos tal amenaza que llegamos a ser excluidas de la Iglesia. 

Todas las formas de poder, el religioso, el político y el cultural, tenían aversión a la sexualidad, sobre todo a la femenina, porque sabían que no existe nada más liberador que el placer sexual que te genera aceptación, reconocimiento, que te hace consciente de merecer y ser digna de sentirte bien. 

Esto nos hace entender que el real empoderamiento va más allá de la razón, que nuestra dignidad se hace posible en el equilibrio de cuerpo y mente, que cuando vivimos como un todo logramos llegar a una toma de decisiones diferentes cuyo único fin es el de sentirnos bien. 

Sabemos que no es fácil, estamos en pleno 2020 y muchas doctrinas contrarias sin espacio para la sexualidad femenina, siguen vigentes. Por fortuna millones de mujeres seguimos diciendo “¡No más!” y continuamos en nuestro esfuerzo de seguir creciendo, empoderadas, libres, en sintonía con nuestro cuerpo y con nuestro placer. Porque nuestra sexualidad es vida, es creatividad, es poder, es libertad y sobre todo es bienestar. 

Es un buen momento para reflexionar. Venimos logrando grandes avances por nuestra igualdad y reconocimiento, pero aún estamos lejos de alcanzar un equilibrio pleno. Por eso las invito a continuar el camino de nuestro empoderamiento, a trabajar juntas en la búsqueda de más cambios para que cada nuevo espacio que alcancemos en nuestro propósito tenga eco, más allá de nuestras comunidades, en el mundo entero.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Al continuar la navegación el usuario autoriza que el portal web, propiedad de PRAZER SAS en el que se encuentra navegando, haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.

Abrir chat
Contáctenos