Resequedad vaginal

4 hábitos para prevenir la resequedad vaginal

Todas las mujeres podemos sufrir de resequedad vaginal en algún momento de la vida. Normalmente se cree, de manera errada, que este tipo de situaciones son exclusivas de las mujeres mayores que empiezan a llegar a la menopausia, pero esto no es del todo cierto. Es por eso que debemos prevenir y tomar acciones desde temprana edad para que identifiquemos los posibles síntomas que pueden indicarnos una resequedad vaginal, que en definitiva es una situación que denota un problema de salud y no es una condición normal. 

La vagina es un órgano muy delicado que requiere tener un flujo o humectación constante al momento de realizar distintas actividades. Llamamos resequedad vaginal al momento en el que hay una descompensación y no se produce el fluido necesario. Cuando decimos que esta no es una condición normal nos referimos a que siempre debemos estar atentas a no dejar pasar una resequedad vaginal pensando que se soluciona sola, ya que, en caso de no tratarse adecuadamente puede derivar en afectaciones a la vulva y a las paredes internas que pueden ser más graves.

Como lo mencionamos antes, la resequedad vaginal está muy relacionada con la edad de la menopausia, pero también puede producirse en las etapas de postparto, lactancia o cuando las mujeres se someten a determinados tratamientos médicos, como lo pueden ser algunos métodos anticonceptivos orales o tener hábitos de vida poco saludables.

El síntoma principal de una resequedad vaginal, más allá de sentir una falta de flujo, es la atrofia o adelgazamiento de las paredes vaginales, que al estar resecas tienden a sufrir heridas. Otros síntomas que pueden indicarte si puedes estar sufriendo resequedad vaginal son la picazón en la zona de la vulva, molestia al orinar, sangrado, mal olor, dolor o incomodidades durante las relaciones sexuales. 

Precisamente, la afectación de la sexualidad es una de los puntos más delicados que puede producirse por una resequedad vaginal, puesto que es indispensable que haya flujo para que se tengan relaciones íntimas placenteras. En este caso existen lubricantes que ayudan a hidratar la zona vaginal al momento específico del acto sexual, como es el caso de los lubricantes íntimos Flavia Dos Santos, a base de agua y con extractos de aloe vera y Hammamelis Virginiana. Estos productos brindan una sensación de confort al momento de tener relaciones íntimas, e incluso, se pueden utilizar antes de realizar actividades físicas y ejercicio.

La resequedad vaginal es una condición que se puede prevenir con algunos hábitos puntuales que te contaremos a continuación. Aunque debemos mencionar que si sientes alguno de los síntomas relacionados a la resequedad vaginal lo primero que debes hacer es consultar a tu ginecólogo de confianza para recibir asesoría profesional.

1. Ten hábitos saludables

La resequedad vaginal se da a causa de una disminución de los estrógenos, la hormona femenina más abundante en la sangre. Por eso se puede volver más común durante la menopausia. Aunque en cualquier momento de la vida se puede llegar a tener una descompensación hormonal a causa de malos hábitos como una mala alimentación, sedentarismo, consumo de tabaco o alcohol en exceso. 

La recomendación primaria para prevenir una resequedad vaginal está en mantener hábitos saludables y hacer ejercicio. Esto ayudará a tener tus niveles hormonales en su punto.

2. No utilices productos de higiene o jabones íntimos inadecuados 

La zona V de las mujeres requiere un cuidado especial debido a que se debe mantener un nivel de pH balanceado en la piel. Usar productos con componentes o aromas fuertes puede causarnos irritaciones que posteriormente se pueden convertir en resequedad vaginal. 

3. Fíjate en qué ropa interior usas

Procura utilizar ropa interior que sea fabricada a base de productos 100% naturales como el algodón, ya que, los tejidos que tienen materiales sintéticos pueden generar irritaciones al contacto con la piel, especialmente en esa zona que es más sensible y delicada.

4. Conoce qué anticonceptivos te afectan 

Como la resequedad vaginal está directamente relacionada con la disminución del estrógeno, algunos procedimientos que generan alteraciones hormonales como los métodos anticonceptivos, también pueden generar esta clase de síntomas. Por eso debes prestar atención a qué tipo de reacción tiene tu cuerpo al momento de iniciar procesos de planificación o cambiar el tipo de anticonceptivo. 

En Flavia Dos Santos sabemos la importancia de contar con productos que contrarresten la resequedad de nuestra Zona V, por eso hemos desarrollado 2 completas fórmulas pensadas para suplir falta de humedad de nuestra zona íntima: Lubricante Íntimo con Aloe vera y lubricante Íntimo Confort con Panax Ginseng y linaza. Conoce más aquí https://www.flaviadossantos.co/linea-fisiologica/

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Al continuar la navegación el usuario autoriza que el portal web, propiedad de PRAZER SAS en el que se encuentra navegando, haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.

Abrir chat
Contáctenos